Portales de empleo: ¿sirven de verdad para encontrar trabajo?

“Buscar trabajo en internet es frustrante. Sólo hay ofertas de mierda, en las buenas nadie te llama y al final acabas más deprimido”. Lo dice Javier, un parado de 34 años con cualificación universitaria que lleva cinco años en paro, pero frases muy parecidas pueden escucharse a diario en cualquier conversación que gire en torno a la búsqueda de empleo en internet. Y claro, es evidente que no todo es tan fácil como entrar en una de estas webs, hacer una búsqueda de cinco minutos y encontrar tu trabajo ideal, pero, ¿qué parte de razón hay en ese discurso que desacredita a dichos portales? ¿Son sitios verdaderamente útiles para la persona en paro que busca trabajo? El 80% de las ofertas están ocultas Al analizar el sistema en el que se enmarca nuestro mercado laboral, la primera bofetada es demasiado dolorosa. Y es que, según un estudio de Adecco, el 80% de las ofertas de empleo que se generan en España están ocultas. ¿Qué quiere decir esto? Que dichas ofertas no salen a la luz en ningún portal ni muro visible de empleo, sino que permanecen en una especie de mercado oculto y son cubiertas por las empresas de manera interna: recurriendo a su red de contactos, tirando de las recomendaciones de sus propios empleados, fichando a trabajadores de otras empresas (con lo que las cifras del paro no tienen por qué reducirse), etc. Si a esto le sumamos que sólo 1 de cada 5 personas gestiona bien dicho mercado oculto, según el mismo estudio, nos encontramos con un panorama desolador: un número demasiado reducido de personas optando realmente...